martes, 15 de mayo de 2012

¿En serio yo hice eso? ¡No me acuerdo!

Y aquí viene una situación muy común para la gente que oscila entre los 15 y 25 años: las fiestas. ¡Sí! Eso a lo que le dices reu, tono, pachanga... o la mejor: perdición total. Sucede que pasan cosas, ¿o no? Es cierto, ese momento de descontrol puede afectar tu vida cotidiana y llegar a causar estragos en tus estudios/trabajo/todoloquesellamavida gracias a un compañero siempre fiel, el alcohol.

¿Tienen idea de cuántos problemas puede llegar a causar esa sustancia agradable al gusto que te vuelve medio raro, ido, alegrón y tarado? MUCHOS, eso ténganlo por seguro. La gente, cuando toma, no está realmente consciente de sus actos, por lo que podemos validar la frase "los niños y los borrachos siempre dicen la verdad". POR FAVOR, si les gusta alguien, absténganse totalmente de tomar cerca de este espécimen, porque si son de los borrachos cotorreros, hablarán hasta por los codos sobre cosas muy personales que preferirían tenerlas anotadas en un bonito diario (por más pinky que suene si eres chica; y gay, si eres chico).

Después, podemos encontrarnos con los típicos borrachos alegrones, esos que cuando toman pareciera que les hubieran puesto un cohete en el trasero y bailan y festejan y celebran el momento a más no poder. Estos son los más sanos de todos, aunque no lo parezca.

Por el otro extremo están los borrachos sentimentalones, aquellos que cuando se pasan de copas están con su friend recordando los buenos momentos con su ex o llorando como magdalenas por el brother/la flaca que no les da ni bola. ¡Cuidado! No siempre está tu friend por ahí para consolarte, puede que sea del tipo alegrón y —siendo sinceros— te jodiste, llorarás como un forever alone.

Otro tipo es aquel que busca un "vacilón", llamados por la sociedad con el nombre de borracho gilero. Esto es más común en chicos, y son de los que quieren un vacilón solo para el tono, para bailar pegao, apretao y todo lo que termina en ao; y por ahí, si tiene suerte y cierto jale, encontrar a una chica (algo tomada) digna de ser llamada su "agarre de la noche". MUCHO OJO con estos bribones, pueden meterte todo el floro del mundo, pero el 99,9% periódico puro en el último 9 de lo que te dicen es mentira o pertenece a su plan de gilero en cada fiesta a la que asiste.

Y bueno, para terminar, no podemos dejar sin mención honrosa a los borrachos buitreros, a los borrachos dormilones y a aquellos que se hacen llamar borrachos pasivos con un vaso de Ginger Ale con hielo en la mano toda la noche. Siempre encontraremos de todo en las fiestas a las que vayamos y el amigo alcohol esté presente, pero es bueno reconocer los distintos tipos de borrachos para saber cómo eres tú en un tono y cómo son las personas con las que pasas ese rato tan divertido y alocado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada